La impunidad de las ONG

La última vez que critiqué el trabajo de “algunas” ONG recibí la protesta conjunta y por carta al director de 30 de las principales organizaciones españolas. Lo cuento porque refleja el primer problema de las ONG: su labor solidaria se ha convertido en la excusa para reclamar inmunidad ante la crítica, eludir el control independiente de sus cuentas o evitar exponer a sus miembros al mínimo escrutinio. Y debería ser al revés: precisamente porque muchas de ellas manejan dinero público y donaciones cuyo objetivo es ayudar a los más necesitados, su supervisión debería ser mayor.
Digo “algunas” ONG porque hay muchas que hacen una gran labor y merecen admiración. Pero ha sido volver a Camboya y ser recordado a cada momento de los defectos y excesos de un movimiento que necesita urgentemente preguntarse qué fue de su espíritu originario. Es difícil encontrarlo en la monarquía de la solidaridad que campa por países como éste. La misma que se pasea por las calles de Phnom Penh en lujosos coches todo terreno, alquila grandes mansiones pagando precios desorbitados que dejan fuera del mercado a los locales, vive una vida completamente desapegada de las personas a las que supuestamente ha venido a ayudar y elige sus proyectos teniendo en cuenta si saldrán o no en la televisión.
Pero no vaya usted a decirle a una ONG que no basta con construir un colegio: también hay que formar a los profesores y ofrecer un incentivo a las familias para que permitan a sus hijos dejar la fábrica o el campo de arroz. No vaya usted a decirle que no basta presentarse en un burdel y colgarse la medalla de haber llevado a cabo un rescate de adolescentes explotadas: también hay que ofrecer opciones laborales a las rescatadas. Y tampoco vaya usted a sugerir que tal vez la última moderna y millonaria máquina ultrasonido sea un desperdicio en una clínica rural donde no hay electricidad y lo realmente urgente son mosquiteras contra la malaria. No, no vaya usted a decir nada de todo esto porque le responderán que es usted parte de la alianza de conspiradores que no desea ver al mal llamado Tercer Mundo levantarse.
Para ser justos, hay que decir que ‘algunas’ ONG en Camboya han contribuido a reducir drásticamente el tráfico sexual de la infancia, han llevado a cabo importantes proyectos de conservación forestal, han educado a poblaciones remotas y salvado miles de vidas ofreciendo una alternativa al inexistente sistema público de salud. Pero incluso las ONG que han demostrado su valía necesitan someterse a controles y exponerse a la crítica, porque detrás de ellas hay personas, con los mismos defectos y virtudes que en cualquier sitio. Existe la posibilidad -más bien la certeza- de que tarde o temprano se arrimen a su orilla personas que buscan ayudarse a sí mismas y no a otros, jóvenes deseosos de pasar unas vacaciones pagadas en un destino tropical o simplemente ineptos con buenas intenciones y ninguna preparación, a menudo los que más daño hacen.
Una confesión: todo lo que está leyendo lo escribí hace dos años. Pero ha sido venir a Mae Sot (Tailandia), otro de los destinos favoritos del mundo solidario, y volver a encontrarme con gente cuyo admirable trabajo se ve empañado por esa monarquía de la solidaridad que vive del cuento, carece de un compromiso sincero y encima pretende inmunidad frente a la crítica. Me dirán que dé nombres, pero hay más de 700 ONG sólo en Camboya y 40.000 repartidas por el mundo. No tendría espacio y de lo que se trata es de denunciar conductas que se han generalizado lo suficiente para dejar de ser excepcionales. En cuanto a las buenas ONG, en un próximo post les presentaré algunas. Porque, y esto es importante: no se trata de dejar de colaborar, sino de hacerlo con las que realmente merecen la pena.

Niños en un campo de refugiados karen cerca de Mae Sot, en Tailandia.
Foto: David Jiménez

Anuncios

44 comentarios

Archivado bajo España

44 Respuestas a “La impunidad de las ONG

  1. Estimado David,
    antes que nada un fuerte saludo por las palabras tan llenas de vigor y entusiasmo que has sembrado en esta publicación. Actualmente estoy escribiendo un libro para estudiantes de español como lengua extranjera basado en metodologías de indagación. El eje central del libro es incluir actividades que promuevan el pensamiento crítico e inviten a los estudiantes a tomar acción. Después de leer tu texto, me gustaría incluirlo en la unidad que estoy desarrollando sobre compromiso ciudadano y prácticas éticas. Por lo tanto, me gustaría solicitar tu autorización para incluir una versión modificada de tu texto (dado que los alumnos tendrían un nivel intermedio). En todo caso haríamos una petición formal, mas no quise perder la oportunidad de comentar.
    ¿A qué correo electrónico te podríamos escribir?
    Un afectuoso saludo.

  2. En mi opinión tu visión de las ONG’s es de lo mas acertado, creo que la mayor parte de ellas no son mas que puntas de lanza del “SISTEMA” para irse introduciendo en la sociedad, implantando ideas y asentando pilares para conseguir objetivos, que no siempre son los que mas protegen a las personas y a los pueblos a los que van dirigidos, antes al contrario van enfocados a destruir de una manera despiadada sus principios y reglas de convivencia que de una forma u otra los han protegido o tratan de protegerlos del espolio económico y cultural al que al final son sometidos por los llamados pueblos civilizados.
    Como ejemplo, me causa indignación cuando la gestión benéfica se realiza concediendo los llamados “MICROCREDITOS”, cuando esta es una maniobra claramente mercantilista que trata de crear un ambiente y una cultura económica e introducir a la población en la dependencia del CREDITO y de la INFLACCION, técnica económica de gestión de la que los occidentales conocemos bien sus resultados… CRISIS ECONOMICA CUANDO TE CORTAN EL CREDITO.
    Es algo así como dejarte crecer, hasta que cortan el crédito y te ahogan… Crédito, que por otra parte dan con un dinero obtenido con nuestro sacrificio y nuestro trabajo y que nuestros gobiernos les han entregado generosamente sin ninguna contrapartida.

  3. mikel arredondo loup

    especialmente lamentable que algunas organizaciones, que se dicen ongs pero seguramente son otra cosa, organicen viajes mayormente de turismo sexual, caso de algunas que llevan grupos de mujeres a Marruecos, Gambia o Senegal y donde luego les proporcionan compañía masculina 20 o 30 o 40 años más jóvenes que ellas, vergüenza y repugnancia por esta mentira que denigra a los cooperantes de verdad

  4. Pingback: Solidaridad ONG, un producto singular del capitalismo con raíces cristianas, por ARMANDO B. GINÉS | Tripa Mishqui

  5. Pingback: Solidaridad ONG, un producto singular del capitalismo con raíces cristianas - Iniciativa Debate Público

  6. Pingback: Solidaridad ONG, un producto singular del capitalismo con raíces cristianas | Lejos del tiempo

  7. luz

    Saludos David, me gustaría preguntarte algo, soy consciente de que no tienes por qué saberlo pero tal vez tu experiencia aporte luz.

    Si yo escribo públicamente que una ONG tene “fiabilidad nula”, lo hago basándome en argumentos (peticiones de información que no son cumplidas), no tienen ninguna certificación que avale su transparencia, ¿me pueden condenar por calumnias, injurias, o difamación?

  8. Será por eso que he intentando ponerme en conactos con varias ONGs diciendo de ser voluntaria (me gusta mucho ser voluntaria cuando estoy en un nuevo país) y diciendo que quiero hacer un repor sobre la situación de la población en Camboya y NINGUNO me ha respondido?

    En Vietnam, no sé como irá, pero contacté con ONGs locales para cosas y todas estuvieron encantadas de poder tener un periodista al que contarles la situación.

  9. Pedro

    Manual de cómo robar las ayudas públicas al Tercer Mundo.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2012/07/04/valencia/1341389045.html

  10. Sinonimo

    A quien le pueda interesar: Sobre el negocio del voluntariado y los orfanatos en Camboya:
    http://www.aljazeera.com/programmes/peopleandpower/2012/05/201252243030438171.html

  11. F14TOMCAT

    lo que dice asb en los primeros post es la” puta verdad”hay personas comprometidas y otras que les importa un comino la ong en la que prestan sus servicios.
    Por favor ,dinos las ongs más comprometidas a las cuales podamos dirijir nuestros donaciones .Creo que nos harías a todos un favor.

  12. kike

    Al hablar sobre la labor de las ONGs hay que ser muy preciso y objetivo en tus criticas ya que si que existen ONGs que hacen grandes labores humanitarias. Las generalizaciones, ademas de ser demasiado faciles, no llevan mas que a una critica absurda y destructiva que alimenta la colera de la masa, como se puede ver reflejado en muchos de los comentarios escritos aqui. Se deberia criticar con nombre y apellidos y asi las consecuencias y reaciones de dichas criticas iran solo a dichas ONGs.

    Creo que, como parcialmente apunta este periodista, la unica manera de re-direccionar el futuro de las ONGs es crear una entidad que regule a las ONGs para que den una transparencia total no solo de sus finanzas, pero tambien de sus objetivos y logros.

    Se debe de dejar de tratar y mirar a las ONGs como buenos, o malos, samaritanos y mirarlas mas como empresas privadas a las que se les debe exigir unas cifras y resultados por el capital que se les otorga. De esta manera se crearia un futuro a las ONGs de mayor profesionalidad, eficacia y transparencia.

    • mAGDA cALLAS

      Por supuesto, si leemos con atención desde el principio el periodista aclara que son algunas ONG y que potras en cambio hacen un buena labor… el que se sienta acusado que proteste… CHORIZOS

  13. Yo estoy iniciándome en este mundo lleno de cooperación, y mi conclusión es que todo depende de las personas; hay personas comprometidas y personas no comprometidas, punto. Los comprometidos senillamente primero examinan con cuidado en qué y cómo pueden ayudar. Los no comprometidos quieren hacerse su autolavado de conciencia mientras pasan sus vacaciones” ayudando a esos pobrecitos”. Por eso, es indudable que en las ONGs grandes hay muchísimo más de eso, ya que tienen más recursos. En ocasiones, algunas ONGs son una zancadilla más para el desarrollo del país.

  14. nuria

    David, no he acabado de leer que claro me he acordado que recien llegabas de Mae Sot, donde el tema de la ONG sin sentido alcanza limites insospechados, los bares llenos de neo hippies/cooperantes que se pasan el dia ebiendo porque hace demasiado calor o frio como para trabajar.Pero ni siquiera hay que ir tan lejos, Bangkok esta infestado de coches con matri,culas azules (todos gama alta) que a cualquier hora del dia estan conducidos por choferes que llevan a las senyoras del ONG-ista de compras, restaurantes y bares de lujo, donde organizan sus fiestas de cumpleanyos, despedidas y bienvenidas a sus miembros.
    Haberloas las habra que son buenas, pero lo que mas vemos es de pena.

    • kike

      No saquemos las cosas de contesto. En el mundo de las ONGs hay de todo como en cualquier otro sector, pero esos coches a los que te refieres de BKK, pueden ser de ONGs o de diplomaticos. Yo tambien vivo en BKK y la verdad que no los veo casi nunca. Tailandia es un pais con muy pocas ONGs operando en el pais. Mas bien aqui estan las oficinas continantales o regionales que elaboran su trabajo mayormente en Laos, Cambodia, Burma…

      • Sinonimo

        El mundo de las ONGs mueve miles de millones de dolares y la “ayuda internacional” (vocacion para unos, negocio para otros) se ha convertido en un modo de vida para muchos. Hay quien trabaja en una ONG como si podria estar trabajando en el Corte Ingles o en la NASA.
        Ayuda efectiva que le llega a los receptores?
        Segun los alemanes (eficientes y controladores), un 20-25% en sus proyectos. El 75-80% se va en gestion.
        Si no se ve claro en BKK, date un salto a Laos.
        Cuanto mas te alejas del confort de la capital y mas te internas en la pobreza, menos ONGs encontraras trabajando en el terreno

    • nuria

      Toda la razon sinonimo, y kike no se dondes vives en bkk, pero las matriculas de la UN son azules y las de las embajadas y cuerpos consulares no. Matriculas azules las hay a punyados y es curioso que nunca ves todos esos mercedes, bmw…en zonas rurales, a no ser que hayan descubierto un resort de lujo cerca de ysan, los 4×4 nuevos, normalmente aparcados en hoteles de lujo aqui,en Nepal y en Laos.
      Y repito, menos mal que hay excepciones, desgraciadamente no abundan.

  15. Y para qué hablar de las empresas de captación de socios de ONGDs. Auténticas alimañas de la cooperación cuyos miembros pululan por nuestras ciudades con el engaño por discurso (ellos dirán no contando toda la verdad) y aprovechándose de la buena voluntad de la gente. Si no hay ética a la hora de conseguir fondos, qué podemos esperar a la hora de gastarlos…

  16. Anna

    Os recomiendo un libro (no sé si ya lo habrán publicado en castellano): BLANC BO BUSCA NEGRE POBRE (blanco bueno busca negro pobre). Gustau Nerin. La campana.
    un abrazo. nos vemos por el mundo 😉
    Anna

  17. vagalume

    A falta de algo mejor, yo utilizo la información que proporciona la Fundación Lealtad como un criterio para saber qué ONGs son (o al menos parecen) más fiables.
    http://www.fundacionlealtad.org/web/home
    Pero hay un “problemilla” y es que como resultado de cualquier búsqueda siempre aparece la siguiente aclaración al pie de página:
    Nota: La Fundación Lealtad no realiza una comprobación sobre el terreno de los proyectos de las ONG y asume que la información facilitada por las ONG es auténtica y completa y que no hay información al margen de la documentación facilitada sobre las cuestiones analizadas que complemente o contradiga la información entregada.
    Lo que me lleva a esperar como “agua de mayo” el siguiente post sobre el tema…

  18. vanesa

    estoy totalmente de acuerdo.todo aquel q maneje dinero ajeno debe ser transparente en todas sus acciones y las ongs no son una excepcion.lo q me gustaria es saber en cuales confiar para que nuestra ayuda realmente llegue a su destino.mucha gente no da donativos por no tener la certeza de que se usaran para su cometido.

  19. rubengarciacolsa

    Pues yo sot presidente de una pequeña ONGD que colabora con la República Democrática del Congo y lejos de sentirme ofendido por este post, lo suscribo de principio a fin. Es más, esas ONGDs y su escandaloso comportamiento generan una lógica desconfianza en la gente contra la que nos chocamos a diario.

  20. Gran post David, gracias. Y no hablemos de sus majestades de la ONU, alojándose como no pude ser menos en los hoteles más caros de ciertos países de Asia.

  21. Rafa

    Es una pena que con el título “La impunidad de las ONGs” se criminalice la labor humanitaria que hacen el conjunto de las ONGs. Si hay Organizaciones que actuan poco transparentemente critiquemos a esas pero no pongamos en el mismo saco a todas. ¿Conocéis el salario del personal del la mayoría de las ONGs? Son profesionales que cobran mucho menos que lo que cobrarían en cualquier empresa, pero que por compromiso social optan por esa opción. Es una pena que no utilicéis el mismo enfasis que usáis para criticar a las ONGs, para cuestionar las atrocidades que en estos momentos realizan las empresas multinacionales o pymes.

    • Sinonimo

      Si Rafa. Conozco todo eso. Hace 14 años que vivo en “tierra de ONGs”. La mitad de mis amigos trabajan en ONGs y agencias oficiales de cooperacion, y yo mismo trabajo dandoles servicios.
      Cualquier persona sensible que se mueva en este mundo acaba asqueda o descorazonada.
      David ha estado MUY comedido en su articulo y no criminalizado a nada ni a nadie,
      El argumento que usas de que “Son profesionales que cobran mucho menos que lo que cobrarían en cualquier empresa..”, es el mismo que usan los politicos y los banqueros de los grandes bonos para forrarse.
      La ayuda internacional es un negocio que mueve billones y atrae a todo tipo de negociantes
      Ademas, en la mayoria de los casos a los que David apunta, no se trata de dinero o sueldos. Hablas de “compromiso social”, que lo hay en muchos casos, pero no sabes del poder y del estatus que el dinero ajeno da a muchos individuos que en su lugar de origen serian unos don nadies.
      Pasate una temporadita aqui y abre tus ojos.

  22. josepsalvia

    Se preguntaba Miquel Calçada en su viaje a Albania en el programa “Afers Exteriors”, porqué allí no había ninguna ONG, solo encontró unas hermanitas de una órden de la que no me acuerdo…Su voz en off se preguntaba al acabar el programa: -¿Será que los niños albaneses, tan parecidos a nosotros, con sus ropas sucias y ojos tristes no venden? Sean o no, las ONG’s venden sentimientos y éste si que es un negocio muy lucrativo.

  23. Javier

    No hacia un año del final de la guerra en los Balcanes, andando por Sarajevo o Mostar, me canse de ver coches ultimo modelo de la ONU, de verlos entrar en los restaurantes mas caros y lucir relojes que no se como no les daba verguenza lucirlos en esa situacion, en el fondo era normal, el ultimo mono desplazado, cobraba entonces, mas de 1.000.000 de pesetas. Es dificil decir que no:

    http://www.youtube.com/watch?v=KwD9c-QgA9Q

  24. mago persia

    vaya….. uno a veces se equivoca con estas organizaciones sin saber lo que en ellas existe y lo poco que ayudan a los que realmente lo necesitan.

  25. Ivan

    Si, por favor David enviame las ONG que realmente valen la pena por su ayuda humanitaria en salud, educación, formación etc y que no estén viciadas de lucros innecesarios. Gracias

    • jacintoela

      Yo también estoy interesado en las ONG’s que valen la pena porque tengo una pelea con mi conciencia que no me deja seguir colaborando con las que lo hacía,LAS MÁS MEDIATICAS.

  26. Criticar algo, no está bien visto, dicen. Y cuando uno se atreve con personas o entidades que dicen realizar una labor en pro de la humanidad, ni te cuento. Pero la crítica es tan necesaria como el respirar, ayuda a pensar, sitúa a las personas y cosas en su justo término.
    ¡Ingrata labor la de hacer pensar!

  27. He sido cooperante en Etiopía en materia de regeneración forestal y lo que pude comprobar es que cuanto mayor es la ONG, mayores sus negocios oscuros. Pero las ONG pequeñas como la mía, trabajan mucho y por encima de sus recursos. Muy valiente denunciando esto David.

  28. He visto a miembros de una ONG turca viajar en clase Business, a otros viviendo en las mejores casas de grandes ciudades africanas, con estupendos coches. Cruz Roja construyó un hotel en Nairobi con el dinero de los donantes…
    Por todas esas cosas, las que pretenden destacar por su seriedad, deberían ser totalmente transparentes.

  29. Deseando el próximo post y conocer cuáles son según tú, que lo vives de cerca, las ONG en las que se puede confiar.

  30. Álvaro Díaz

    Creo que es mejor criticar ONGs en concreto que hablar de la impunidad de las ONG. Creo que con este artículo haces mucho más daño a todas las ONG que “justicia” con las que no merecen ese nombre. Y como bien sabes el turismo sexual en Camboya no se alimenta principalmente de miembros de las ONG… Podrías poner también, ya que has estado allí, algún buen ejemplo de ONG en Camboya. Si no tienes ninguno escríbeme y yo te lo envío.

  31. Juan

    Añado a esta lista de países por donde campa a sus anchas la monarquía de la solidaridad -frente al minoritario buen trabajo de algunos voluntarios- tu querida Indonesia (especialmente tras el tsunami) y, sobre todo, Timor Leste, convertido casi en un bebé probeta de la ONU y las ONG. Un abrazo, Juan

  32. Llevo unos días en Camboya, lugar donde me estoy mudando poco a poco, y puedo atestiguar que lo que se reproduce en este texto es absolutamente cierto. Como ejemplo pondré mi visita a uno de esos bares donde señoritas arrancadas de cuajo de sus campos inundados de pobreza, con vestiditos escasos de tela, ofrecen compañía a todo tipo de extranjeros a cambio de que consumas y de que les pagues una própina. Me sorprendió que en mi última visita a uno de esos centros de amor artifical, un tipo -australiano- bebiera compulsivamente, a grito pelado y con tres damas que arreciaban sobre su minuscula espalda con una buena gama de masajes. Sin entrar a dabatir si es bueno o no acudir a centros de señoritas de compañía, me llamó la atención que el susodicho fuera uniformado con la indumentaria oficial de una ONG, como si de un seguidor de Messi portando una camiseta del Barça se tratara. Por supuesto le pregunté si trabajaba para lo que publicitaba su camiseta. Su respuesta, certera pero dura: “Sí. Pero ya no estoy en horario de brabajo”.

  33. Desde uno de esos reductos para extranjeros llenos de 4*4 en los que nos encerramos los europeos a beber buen ron cuando vivimos en el tercer mundo, me levanto, aplaudo con firmeza y pido un bis y los que hagan falta.

  34. Pienso igual que tú en lo que explicas. Lo vi claro cuando el tsunami de Indonesia hace unos años. El problema viene siendo distinguir las buenas de las malas. ¿Cómo hacerlo si me encuentro a miles de kilómetros de donde se supone están construyendo un colegio o salvando niñas de los prostíbulos? Supongo que informándose bien… pregunta del millón: ¿y eso como se hace hoy en dia?
    Un saludo

  35. Hola David,
    Vivo en India. Un domingo acudimos a la llamada de una ONG para ir a un orfanato en el que se nos pedía llevar cualquier cosa que pudiera ser de utilidad o dulces para los niños. Al llegar a la cita nos encontramos con la imagen que muy bien describes: un grupo de solidarios con coches de alta gama y chófer. Desde el dúplex de lujo que sirvió de punto de encuentro acudimos al orfanato donde encontramos 200 niños hartos de que les trataran como monos del zoo. La actividad consistía en jugar con ellos mientras la fundadora y beneficiaria de la ONG nos grababa con una cámara de vídeo sin quitarse sus gafas de diseño (algo que desconocíamos previamente). Con ese vídeo se generarán donaciones que se repartirán entre los proyectos (que promueven otras organizaciones, no la que nos reclutó) y su fundadora-beneficiaria. Yo también me sentí como un mono del zoo, especialmente cuando después pude ver las fotos en las que la fundadora-beneficiaria disfrutaba de unas vacaciones también de alta gama en algunos de los paraísos de este país…

  36. Cuando lo estaba leyendo me pareció haberlo escuchado ya. La vigencia de ciertas palabras no se pierde. Saludos, hoy desde Barna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s